Contrastar, calibrar y ajustar: ¿en qué se diferencian?

Los tres tienen que ver con la precisión y la medición, pero el procedimiento que se sigue y la precisión que se consigue en cada caso son muy distintos.

08.02.2021
En física, la presión es una magnitud que se define en kilogramos y metros. Estas dos unidades son patrones de referencia que se derivan de constantes naturales


p=F/A (with F=m*g)

p: presión; F: fuerza; A: área; m: masa; g: aceleración por la gravedad

Contraste

Un producto se contrasta comparándolo con un patrón de referencia nacional, como el «Gran Kilo», el patrón físico del kilogramo. Inicialmente, este patrón consistía en un cilindro de platino e iridio que se conservó en una caja fuerte de París hasta el 2019. Desde hace poco, el kilogramo, igual que el metro, se deriva de una constante natural: ahora, el valor exacto del kilogramo, por ejemplo, se obtiene a partir del cuanto de acción de Planck. Esta fórmula relaciona la cantidad de
energía de una onda luminosa con su frecuencia y tiene siempre el mismo valor. A través de su unidad de medida [kg m2/s], la constante de Planck establece una relación inequívoca con el kilogramo y, por tanto, también con el metro y el segundo.


El contraste es un ensayo prescrito por el legislador al que se somete un objeto de ensayo para respetar los valores medidos especificados por la ley alemana de medición y calibración («Mess- und Eichgesetz»). Estos contrastes solo pueden ser efectuados por organismos estatales, las oficinas de verificación de pesos y medidas. Además, solo se pueden contrastar instrumentos de medición cuyo diseño se haya certificado como contrastable en un procedimiento de homologación.
En general, la ley alemana de medición y calibración se promulgó para proteger a los consumidores: todos los instrumentos de medición que arrojen un resultado que pueda tener un valor monetario para el cliente están sujetos al contraste. A este grupo pertenecen también las balanzas de presión.

Calibración

Durante la calibración, el laboratorio de calibración compara el valor que indica un instrumento de medición con un equipo de referencia o patrón. Dicho de una forma más sencilla, durante la calibración, el laboratorio de calibración compara los valores teóricos y los reales. El resultado de esa calibración se registra en un certificado de calibración, que también contiene información sobre el objeto de la calibración, los patrones, el montaje de los ensayos, el desarrollo de los ensayos y las condiciones ambientales que imperan durante la calibración. Al calibrar un instrumento de medición, no se interviene de forma permanente en él. La norma DIN EN ISO 9001 sobre gestión de la calidad establece la gestión de los equipos de inspección, medición y ensayo con una revisión periódica de dichos equipos. No obstante, por motivos económicos, a menudo se efectúa una calibración según la norma ISO en el caso de los instrumentos de medición que tienen una influencia mínima o media sobre el producto final. Todas las calibraciones ISO cumplen los puntos siguientes:

  • Patrones de referencia con trazabilidad a patrones nacionales o internacionales. Se calibran una vez al año.
  • Descripción detallada del procedimiento de medición y, en su caso, de la norma o directiva aplicada.
  • Tiempo de calentamiento de al menos 4 horas en el laboratorio de calibración.
  • Registro de las condiciones ambientales.
  • Verificación de los resultados de la medición por dos personas distintas.
  • Evaluación de los valores medidos con las tolerancias indicadas
    por el fabricante.

Ajuste

Durante el ajuste, a diferencia del contraste o la calibración, el laboratorio de calibración interviene de forma permanente en un instrumento de medición. En este caso, con el instrumento de medición se determina el valor exacto en un patrón conocido. El instrumento de medición guarda el valor ajustado y lo tiene en cuenta durante la siguiente medición. En función del instrumento de medición, el laboratorio de calibración puede ajustar uno o varios puntos de medición. Para llevar a cabo el ajuste se utiliza, por un lado, un potenciómetro y, por el otro, un menú o un programa de ordenador. Puesto que durante el ajuste se interviene de forma permanente en un instrumento de medición, si este necesita un ajuste tras la calibración («as found»), se vuelve a calibrar tras el ajuste («as left»). Solo con este servicio de calibración es posible conseguir una trazabilidad completa de todos los resultados de la medición y detectar errores de medición resultantes de calibraciones.

Vista de conjunto de los diferentes organismos de ensayo de presión.

¿Tiene alguna pregunta sobre contrastar, calibrar y ajustar?
Estaremos encantados de ayudarle. Póngase en contacto con nosotros. 


¿Quieres leer el libro blanco después?

¿Quieres leer el libro blanco después? www.trafag.com/H70356